Queda poco tiempo para cambiar la titularidad de bienes blanqueados

Queda poco tiempo para cambiar la titularidad de bienes blanqueados

Escribe Lidia M. Santacruz  para reporte Tributario – Nuevo Diario, Sgo. del Estero.

En la relación fisco contribuyente existen ciertas obligaciones formales que resultan esenciales para otorgarle virtualidad a determinados hechos o actos declarados. Más aún, tales formalidades deben cumplirse en un lapso de tiempo estipulado, pues de no ser así no se valida lo declarado y, en ocasiones, se pierden beneficios.

Así se está dentro del marco de una condición resolutoria: es decir, condición cuyo cumplimiento determina el final de la eficacia o extinción del contrato u obligación. Por tal motivo es importante recordar en qué términos y dentro de que plazos debe cumplirse para gozar de manera plena lo pactado.

En ese marco los bienes que fueron sincerados y que hubieran estado a nombre de familiares o terceros (testaferros o prestanombres) deben estar registrados bajo la titularidad del declarante (blanqueador) en los términos del Régimen de Sinceramiento Fiscal, artículo 38 y 39 del Título I, Libro II de la Ley 27.260 con anterioridad a los vencimientos de Ganancias y Bienes Personales para personas humanas y sucesiones indivisas.

Dicho de otro modo, los bienes, en particular los registrables, deben estar a nombre de los verdaderos dueños o titulares que en el pasado se encontraban ocultos por actos de simulación u otras prácticas que descomprimían el patrimonio del sujeto frente al fisco. Incluso en algunas explotaciones familiares se aprovechó la oportunidad para planificar la misma en función de sus componentes, habida cuenta que no se exigió documentación previa (lo que no limita las facultades de fiscalización de AFIP) pero sí con posterioridad.

No hay que olvidar que en ciertas provincias rige el Impuesto a la Transferencia Gratuita de Bienes (Impuesto a la Herencia) y esa planificación permitió adecuar las cosas a la realidad y evitar una exacción futura.

Indudablemente el sinceramiento que venció en marzo fue exitoso y permitió este cambio de titularidad como una de las liberalidades novedosas, pero para ello debe cumplirse en forma y tiempo oportuno; caso contrario decaen la totalidad de los beneficios que la Ley 27.260 otorga.

En efecto, aquellos contribuyentes que blanquearon bienes  cuya titularidad asumieron a partir de dicha presentación deben realizar la transferencia de dominio a su nombre ante de los próximos vencimientos de junio para personas humanas y sucesiones indivisas que operan los días 11 a 13 de dicho mes en función del dígito final de la CUIT. Se reitera, de no cumplirse decae el sinceramiento realizado.

Cuando se habla de perder los beneficios por decaimiento no se circunscribe al bien cuya transmisión de dominio no se realizó (por caso un inmueble), la consecuencia de decaimiento es sobre la totalidad de los bienes sincerados; es decir, se trata de una sanción muy severa porque a partir de ese momento y ya sin beneficios el fisco conoce la situación real del contribuyente, casi como una autodenuncia.

En consecuencia el organismo fiscalizador abriría el procedimiento de determinación, con más los intereses, accesorios y multas que pudieran corresponder, incluso podría derivar en la aplicación de la Ley Penal Tributaria.

Debe tenerse en cuenta que esta transmisión de dominio de los bienes sincerados se entiende no oneroso y por ende no tributa ningún impuesto ni debe cumplir con los regímenes de información según el caso, como puede ser el COTI.

Así los escribanos cobrarán sus honorarios pero no deben liquidar ningún gravamen por la transferencia, v.g. Impuesto a la Transmisión de Inmuebles (ITI) o Ganancias, según se trate.

También es oportuno traer nuevamente al comentario (ver nuestra página del 17/4/18) lo dispuesto por la AFIP a propósito de que en algunos organismos se deben incorporar obligatoriamente en sus registros la Clave Única de Identificación Tributaria (CUIT), el Código Único de Identificación Laboral (CUIL) o la Clave de Identificación (CDI) de todos los otorgantes, constituyentes, transmitentes, adquirentes, beneficiarios o titulares de los actos, bienes o derechos que se presenten para su inscripción registral.

A raíz de ello la AFIP, con el fin de posibilitar la inscripción de los bienes declarados conforme las disposiciones del Título I del Libro II de la Ley 27.260 en los registros de la propiedad respectivos, por sujetos que no poseen clave de identificación tributaria en el país, instrumentó una clave de identificación especial, únicamente a tales efectos.

La Resolución General 4226, que rige desde el 25/04/18, dispone que “ las personas humanas residentes en el exterior y las personas jurídicas, agrupaciones no societarias y/o cualquier otro ente colectivo del país o del exterior, que sean otorgantes, constituyentes, transmitentes o titulares de los actos, bienes o derechos sobre bienes sujetos a registración situados en el país, cuando no posean clave de identificación asignada por la AFIP  y con relación a los bienes que han sido declarados conforme a lo previsto en el Título I del Libro II de la Ley  27.260, podrán solicitar la ‘Clave de Identificación Especial’ a través de los escribanos públicos que intervengan en la formalización de las escrituras públicas y demás actos de contenido patrimonial, mediante el procedimiento” que se establece

A los fines de tramitar la Clave de Identificación Especial (CIE) el escribano público  actuará como representante del solicitante como “Administrador de Relaciones Apoderado”, para lo cual debe contar con CUIT activa sin limitaciones y nivel de seguridad 3 como mínimo.

Registro de granos: postergación de suspensiones y exclusiones

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) postergó las suspensiones y exclusiones de los responsables inscriptos en el Registro Fiscal de Operadores de Compraventa de Granos y del Padrón de Productores de Granos – Monotributistas con el objetivo de comenzar un proceso de eliminación y simplificación de las normativas correspondientes.

La suspensión de las publicaciones regirá hasta tanto se reglamente la unificación de los registros del Ministerio de Agroindustria, del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA), del Instituto Nacional de Semillas y de la AFIP, vinculados a la producción y comercialización de granos y semillas en proceso de certificación –cereales y oleaginosas- y legumbres secas.

A su vez, los responsables que a la fechas (16/4/18) se encuentren suspendidos por cuestiones formales, podrán subsanar el incumplimiento aún vencido el plazo de 60 días establecido en la Resolución General 2300.

Así cuando la AFIP verifique la regularización del incumplimiento en forma sistémica, procederá en forma automática, y sin que se requiera la presentación del contribuyente, a publicar el levantamiento de la suspensión en su sitio web, que tendrá efecto a partir del segundo día corrido inmediato siguiente al de su publicación.

Modifican importes de no retención de la RG 830

A raíz de las modificaciones introducidas en el Impuesto a las Ganancias que trajeron como consecuencia el incremento de las deducciones personales y las escalas de alícuotas, a fin de mantener actualizado el régimen de retención del tributo regulado por la Resolución General 830, se incrementaron determinados importes consignados en la misma, por RG 4245.

Las modificaciones entran en vigencia el 16/05/18  y serán de aplicación a los pagos que se efectúen a partir del 1 de junio de 2018, inclusive, aún cuando correspondan a operaciones realizadas con anterioridad a dicha fecha.

El importe mínimo pasó de $ 90 a $ 150 y el máximo de $ 450 a $ 650.



Forum Jurídico Fiscal

GRATIS
VIEW